Divorcio en la Legislación Panameña

 

 

La palabra divorcio proviene del término latín “divortium”, que en un sentido estricto es la disolución del vinculo matrimonial, mientras que en un sentido amplio, se refiere al proceso jurídico familiar que tiene como objetivo dar término al matrimonio. 

 

Nuestro Código de Familia no define el termino divorcio, pero si establece las causales por la cuales se puede dar por terminada la relación matrimonial de los conyugues.

 

Es importante destacar que el artículo 212 del Código de la Familia establece las causas para terminar la unión conyugal, las cuales detallo brevemente:

 

 "Articulo 212: Son causales de divorcio:

 

1.   El atentado de uno de los conyugues contra la vida del otro, o de sus hijos, hijas, hijastros o hijastras.

2.   El trato cruel físico o psíquico si con él se hace imposible la paz y el sosiego domestico.

3.   La relación sexual extramarital.

4.   La propuesta de uno de los conyugues para prostituir al otro;

5.   El conato del marido o de la mujer para corromper o prostituir a sus hijos, hijas, hijastros o hijastras, o la connivencia en su corrupción o prostitución;

6.   El abandono por parte del marido de sus deberes de esposo, y por parte de la mujer, de sus deberes de esposa o de madre, si al presentar la demanda de divorcio han transcurrido por lo menos seis (6) meses, contados desde el día en que se origino la causal, salvo que se trate del abandono de mujer embarazada, en cuyo caso el termino será de tres (3) meses;

7.   El uso habitual e injustificado de drogas o sustancias psicotrópicas;

8.   La embriaguez habitual;

9.   La separación de hecho por más de dos (2) años, aun cuando vivan bajo el mismo techo;

10. El mutuo consentimiento de los conyugues siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

 

*       Que el matrimonio tenga como mínimo dos años de celebrado; y

*       Que las partes ratifiquen su solicitud de divorcio transcurridos dos meses desde la presentación de la demanda de divorcio y antes de los seis (6) meses de la citada presentación.”

 

En teoría existen dos tipos de divorcio: el necesario y el voluntario.

 

 

1.    Es divorcio necesario cuando la disolución del vínculo matrimonial es solicitada ante el Juez Seccional de Familia solo por uno de los cónyuges, en base a una causa específicamente señalada en el Código Civil, de las cuales podemos mencionar que están dentro del numeral 1 al 9 del precitado artículo.

 

2.    Es divorcio voluntario, cuando hay mutuo acuerdo entre los cónyuges para disolver el vínculo matrimonial, especificado en el numeral 10 del artículo 212.

 

Ahora siendo menos enfáticos en la parte técnica jurídica de la definición quisiera mencionar que el divorcio además de disolver el vinculo matrimonial, genera la protección de derechos que les compete proteger al Tribunal de Familia y la responsabilidad que tienen los conyugue como padres de sus hijos menores de edad que existiesen de ese matrimonio.

 

Entre estos derechos esta, que para que proceda el divorcio, se debe haber garantizado el tema de los alimentos, la guarda y crianza, y la reglamentación de visitas de los menores de edad.  En cuanto al tema de bienes generados durante el matrimonio, el régimen de participación en las ganancias es el que prevalece, sino existió acuerdo o capitulación matrimonial de separación de bienes, por lo cual finalizado el divorcio se debe presentar el Proceso conocido como liquidación del régimen económico matrimonial

 

Si alguno está en esta situación y la unión matrimonial es insostenible, primero piensen en los hijos y determinen la situación desde esta premisa, el principio de interés superior del menor (siempre debe prevalecer los derechos y obligaciones que tienen los padres con los hijos y entre ellos la protección, su salud, vestido, vivienda, educación, etc).  Si no existieron hijos determinen llegar a un acuerdo y negocien las situaciones y los bienes disponibles, ya que al final es más tedioso y doloroso mantener una disputa externa y dentro de los tribunales.

 

Para concluir en el artículo 213 se establece cuando prescribe el derecho de presentar la demanda de divorcio por la causal que exista, esto en el caso de los divorcios necesarios.

 

“Articulo 213: La acción en los casos previstos en los numerales 1, 2, 3, 4, 5,7 y 8, del artículo anterior prescribe en un (1) año, contado desde el día en que se produjo la causal respectiva; y, en el caso del numeral 6, el término de prescripción es de dos (2) años contados a partir de la fecha del abandono.   Los demás casos se regirán de conformidad con las reglas generales”.

 

Comprendido lo anterior toda acción debe ser presentada al tener conocimiento en el término de un año, sino estará prescrita, salvo excepción del numeral 6 que se refiere al abandono de hogar y deberes de esposo o esposa, que prescribe a los dos años.

 

Toda demanda de divorcio debe ser presentada mediante abogado, por lo cual debe asistirse de uno, si carece de recursos puede solicitar patrocinio legal gratuito, pero existen causas especificas que el Juzgado determinara para poder dar el derecho a defensa gratuita, si de lo contrario urge el divorcio recomiendo contratar a un profesional del Derecho experto en el tema.

 

 

Gracias.


_______


Publicado el 9 de septiembre de 2015 por Alcides G. Castillo

Creando tu propia empresa en Panamá 

 

Panamá cuenta con una Ley de Sociedades Anónimas, que facilita los negocios y las inversiones, por lo que se le recomienda a los empresarios aprovechar las ventajas que ofrece este tipo de sociedad, al momento de iniciar su negocio. 



1. Primer Paso (Redactar el Pacto Social) 

 

Esta fase es donde los socios que pueden ser dos o más, deciden hacer una Sociedad Anónima para invertir en negocios o asegurar bienes.   Independiente del uso que se le de a la sociedad, esta debe tener su nombre, domicilio, quienes son sus directores entre los cuales se decidirá quien sera Presidente, Secretario o Tesorero.    

 

El capital mínimo es de diez mil dolares.    Y muy importante es establecer cual sera la actividad o actividades que ejecutaremos con nuestra empresa.


 

2. Segundo Paso (Notaria)

 

La sociedad anónima se constituye por medio de un documento llamado PACTO SOCIAL, este debe ser protocolizado, es decir suscrito ante un Notario Público de la República de Panamá por lo cual sera firmado en presencia del mismo. Los costos de Notaria no son fijos, ya que pueden variar de una notaría a otra, sin embargo estos pueden oscilar alrededor de $125.00, y depende de la cantidad de paginas que contenga la escritura del Pacto Social. 

 

 

 

En caso que las personas, que desean suscribir el PACTO SOCIAL, se encuentren en el exterior, podrán realizar la firma del documento frente a un cónsul de Panamá.



3. Tercer Paso (Inscribir la empresa en el Registro Público)

Una vez notariado el documento, este deberá ser llevado al Registro Público para su inscripción. 

 

Al momento de ir a inscribirse el documento se deberá pagar $60.00 por el costo de liquidación y $300.00 de tasa unica, la cual es un impuesto para funcionamiento de la Sociedad y que se paga al fisco anualmente. 

 


4. Abogado y su función como Agente Residente

 

Los honorarios de los abogados no están incluidos en este artículo, pero pueden variar dependiendo del negocio o especificaciones que se requieran en el pacto, así como también si se requiere la apertura de los libros de la sociedad, tales como libro de actas, libro de registro de acciones y libro de certificados de acciones.  (Ver lo referente a precios consultando vía correo electrónico)

 

 

 

Corresponde hacer de conocimiento del cliente, que debe ser asesorado por un abogado idóneo y que este le guiara en todo el Proceso que aquí se les expuso.   Además de ello es una relación de confianza que se va a fortalecer, debido a que ese abogado sera en muchos casos el Agente Residente de la Sociedad, el cual vela por la legalidad de las actividades y gestiones que realizara la Sociedad. 

 

 

 

Debido a lo expuesto anteriormente se recomienda el uso de un abogado conocedor de los temas de Derecho Corporativo y Tramites Notariales, que pueda asesorarlo y guiarlo de manera apropiada.


*Refrendo del Abogado
 

El refrendo del abogado es un requisito esencial para la creación del pacto y su inscripción en el registro público. Este consiste en la firma del documento por parte de un abogado idóneo dentro de la República de Panamá, quien por lo general es la persona que actúa como agente residente y realiza todo el trámite para registrar el pacto social.

 

 

A cualquier interesado en este tema me puede contactar y con mucho gusto le asesoramos!

 

Saludos


___________


Publicado el 14 de septiembre de 2015 por Alcides Castillo